Pelacables o bisturí, ¿qué eliges?

Cada electricista tiene su forma de trabajar, sus herramientas predilectas y un estilo propio que lo caracteriza en su forma de hacer las cosas. ¿Eres de los que usa pelacables o bisturí? Aquí te contamos cuál podría ser la mejor opción para ti.

¿Qué es un pelacables?

Como siempre, lo primero que haremos para poder conocer qué es una cosa u otra, es definirlas, me imagino que tú ya eres todo un profesional electricista, pero no está de más que te repasemos los conceptos básicos de una cosa y otra.

Un pelacables es una herramienta que permite cortar la cubierta exterior aislante de cables conductores sin romper o dañar el metal. Tiene la forma de un alicate con tenazas incorporadas.

La clave del pelacables es que, si bien en uno de sus lados trae una cuchilla, el corte que esta hace, no permite que se llegue al cable provocando accidentes o deteriorando el metal.

Tipos de pelacables

Hay muchos, eso significa que tendrás variedad, pero el uso irá de acuerdo a tu necesidad, te contamos acerca de los dos más usados:

Pelacables universal

Es el que sirve para la mayoría de cables, este trae incorporado diferentes diámetros para que midas el que más se ajusta al cable que necesitas aislar y que posteriormente puedas hacer el  corte con total seguridad.

Pelacables automáticos

Estos como su nombre lo indica, automatizan el corte, simplemente se introduce el cable, la herramienta regula el grosor de este, acciona y corta.

Cabe resaltar que el mejor pelacables será el que proteja eficientemente al electricista pero que, además, asegure el control de la herramienta y su eficiencia.

Bisturí

Ahora, debemos tener claro que el bisturí puede prestar ayuda en algunas tareas, pero primero definámoslo.

El bisturí es una herramienta de uso frecuente incluso en el hogar, consta de una hoja muy afilada que permite hacer cortes en casi todas las superficies que necesitemos.

También cuenta con un mango o agarre de caucho para evitar descargas eléctricas, pero cuidado, no protege ni aísla grandes descargas de corriente.

El bisturí es la herramienta versátil, para todo la usamos, pero nadie nos garantiza que esta no nos haga daño, un bisturí puede perfectamente hacernos cortes terribles.

Nos confiamos mucho de esta herramienta, pero por ese mismo grado de confianza cuando menos pensamos, ¡zas!, ya tenemos una herida importante en nuestras manos.

Los bisturís con el tiempo se oxidan y pierden su filo, razón por la que tendrías que estar cambiándolos constantemente y si eres de los que trabaja todos los días manipulando cables, con seguridad te va a salir más costoso que hacerte a un buen pelacables de entrada.

Entonces, ¿qué es mejor para tu manipulación y trabajo diario?, evidentemente, el pelacables te ha de brindar mayor agarre, seguridad, soporte y eficiencia al momento de trabajar.

Un pelacables antes que cualquier cosa, ofrece protección a quien lo manipule, razón de peso para elegir esta herramienta sobre el bisturí.

Por ergonomía, algo que hoy en día es importantísimo tener en cuenta, si la herramienta te brinda un buen agarre, no tendrás problemas con tus articulaciones a futuro y la salud lo es todo, recuerda.

3 características que no debes olvidar cuando compres un pelacables

Son fáciles y simples de tener en cuenta, si consigues una herramienta con estas tres características, seguro trabajarás tranquilo y todo te quedará perfecto.

  1. Debe poseer un mango anatómico, que permita un fácil y cómodo agarre
  2. Que su cuerpo permanezca aislado, no tienes por qué tener contacto con la electricidad si te haces a un buen pelacables
  3. Su parte filosa debe estar protegida, recubierta o escondida para que tus manos estén a salvo, recuerda que no queremos accidentes ni cortes en tus dedos. Por pequeñas que parezcan las heridas en las manos, las terminaciones nerviosas que tenemos en las yemas de los dedos y el numero de receptores de dolor, hacen que la sensación de molestia sea más grande de lo que se piensa y trabajar con las manos así no es para nada agradable, así que cómprate una buena herramienta y manipúlala lo mejor posible para que evites cortes.

Como ves, contar con las herramientas adecuadas para llevar a cabo el trabajo no es tarea difícil.

Cuéntanos qué herramientas usas en tu trabajo diario y si podemos asesorarte mediante nuestra experiencia para que elijas la mejor en protección y eficiencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *