Tipos de chazos y sus usos

Hay una gran cantidad de tipos de chazos en el mercado, diferentes para cada gusto y necesidades. Hoy te vamos a contar de algunos para que sepas si se ajustan a lo que estás necesitando en este momento.

Primero, una regla ortográfica

Antes de que comencemos a hablar de los chazos, he visto con frecuencia que las personas escriben la palabra “chazo” con “s”; esto no está bien y un poco de ayuda a nuestros amigos electricistas no estaría de más.

La palabra escrita correctamente debe ir así: “chazo”, con “z”. Dicho esto, podemos pasar a lo que nos ocupa, los chazos y sus usos. No vayas a quedar mal con un cliente emitiendo una factura o una cotización con la palabra mal escrita, por favor.

Tipos de chazos

Bueno, vamos a describir entonces los tipos de chazos más comunes del mercado:

Chazo de expansión

Este es un chazo que puede ser utilizado en superficies de hormigón, ladrillo, piedra natural densa y otro tipo de superficies duras y resistentes.

Esto solo puede significar que está diseñado para ser colocado en superficies que requieren buena fijación y que necesitan de un chazo resistente.

Y ¿qué tipo de elementos podemos poner en él?, cuadros, algunas lámparas o dispositivos de iluminación, botiquines con espejo, repisas; este tipo de chazo está diseñado para que puedas colocar elementos pesados sin el temor de que caigan de donde están.

Una de las características de este tipo de chazo es que viene con una especie de aletas que se fijan y sujetan a la pared del orificio una vez sea introducido el tornillo.

Chazo universal también conocido como multiuso

Este chazo también podría ser útil en superficies duras como hormigón o ladrillo, nada más fíjate en el peso que podría llegar a sostener y decide si este es mejor o si te decides por el de expansión.

Algunos de los elementos que puedes sujetar con esta clase de chazos podrían ser: repisas ligeras, cuadros, rieles de cortinas, algunas instalaciones eléctricas, entre otras.

Son quizás, los que más identificamos y su presentación es de plástico con algunas estrías. Son por lo general los más económicos del mercado, ten en cuenta que con el tiempo pueden ir desgastándose así que el peso que le vayas a poner será determinante para su duración.

Chazo puntilla

Es un tipo de chazo más delgado, pero sirve para que lo ubiques en superficies de ladrillo o bloques de cemento hueco.

Puedes instalarlo en marcos de puerta y ventanas o en superficies de madera, también son conocidos como chazos de impacto.

Chazo autoperforante

Ideal para superficies de yeso o cartón, internit, volcanita o muros. Ten en cuenta que solo podrás instalar elementos que puedan ser colgados de paredes y techos con las características del yeso o cartón.

Chazo paloma o mariposa

Con características muy similares a las del chazo autoperforante, permite que puedas instalar elementos u objetos livianos en superficies de yeso o cartón.

Ten en cuenta…

Para cualquiera de los chazos mencionados anteriormente y su correcta instalación, debemos tener en cuenta estos  aspectos:

  • El taladro es el aliado por naturaleza de la instalación de chazos, sin él es imposible trabajar de la manera correcta.
  • Si ya eres algo más que un iniciado en temas de chazos, sabrás que elegir la broca correcta es importantísimo, esto evitará que el tornillo quede flojo.
  • Una buena fijación dependerá del diámetro del chazo y del tornillo, asegúrate de elegir los correctos para cada tipo de trabajo que lleves a cabo.
  • Recuerda que en el mercado vas a encontrar chazos metálicos y chazos plásticos.

Santana Electricista Bogotá tiene todo lo que necesitas para que tus instalaciones con chazos queden impecables, llámanos para poder ayudarte. ¡Somos los expertos en las instalaciones de tu hogar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *